La filadora del Consell Agrari recoge más de 260 toneladas de paja de arroz y salva la atmósfera de 200 toneladas de CO₂

La campaña de este año para recoger la paja del arroz en el término municipal de València ha sido “un éxito”, según ha explicado el concejal de Agricultura, Alimentació Sostenible y Horta del Ajuntament de València y vicepresidente del Consell Agrari Municipal (CAM), Alejandro Ramon. En total, se han recogido más de 260 toneladas de paja, con los beneficios que esto comporta tanto para el sector agrícola como para el ganadero y para la población en general al evitar grandes cantidades de humo.

Con esta nueva campaña del CAM, y “evitando la quema de la paja del arroz, hemos conseguido no solo evitar la emisión de 209 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, sino que además hemos evitado las molestias que esa quema genera para la población, fundamentalmente de los Pueblos del Sur y también otras zonas de València, por la gran cantidad de humo que esto genera”, ha subrayado el concejal, quien ha concretado que los episodios con humo en la ciudad los produjo la quema de paja del arroz en otros términos municipales próximos. “Ese humo también puede ser muy molesto para la circulación por carreteras como la CV-500, e incluso puede generar problemas respiratorios”, ha recordado.

Alejandro Ramon ha destacado la importancia de la introducción este año de la filadora, una herramienta que ha permitido optimizar el proceso de recogida, “a pesar de que hemos tenido jornadas con lluvia y condiciones meteorológicas adversas que han provocado que la paja se encontrara en unas condiciones de humedad mayores”. En este sentido, ha concluido que la experiencia piloto ha sido positiva por haber conseguido recoger “más cantidad de paja y en un mejor estado”.

El concejal ha recordado que la paja recogida, como en años anteriores, se destinará a uso del sector ganadero.