Oportunidades, retos y triunfos para lograr sistemas alimentarios sostenibles

Los objetivos comunes son alcanzar una alimentación sana para todos, reducir el desperdicio de alimentos o preservar la biodiversidad, todo esto requiere de continuar trabajando.

La transformación de los sistemas alimentarios en el ámbito municipal, para que sean más sostenibles, inclusivos, seguros, diversificados y que aseguren una comida sana y asequible para todos ha sido uno de los objetivos que se ha impulsado esta última legislatura. Veintinueve entidades municipales de todo el Estado (superando los 10 millones de habitantes en su conjunto) han firmado el Pacto de Políticas Alimentarias Urbanas de Milán y en muchos casos se ha realizado un importante desarrollo de dicho compromiso.

Lograr estos objetivos comunes, como son alcanzar una alimentación sana para todos, reducir el desperdicio de alimentos o preservar la biodiversidad, requiere de continuar trabajando activamente en dichas líneas.

Uno de los logros conseguidos es que La Red de Ciudades por la Agroecología se ha venido consolidando como fructífero espacio nacional de articulación para progresar en objetivos comunes e intercambiar experiencias, conocimientos o informaciones sobre los sistemas agroalimentarios locales. A esta Red ya se han unido una buena parte de las ciudades españolas firmantes del Pacto de Milán. La información disponible sobre la Red se encuentra en: www.ciudadesagroecologicas.eu

Centro Mundial para la Alimentación Urbana Sostenible

Por otra parte, el lanzamiento del Centro Mundial para la Alimentación Urbana Sostenible (CEMAS) en València es una noticia estupenda para desarrollar los objetivos que se persiguen en el Pacto de Milán.

El 19 de febrero en la Sede de la Organización de las Naciones Unidades en Nueva York se anunció la próxima inauguración de este centro, que tendrá como objetivo la investigación, divulgación y sensibilización de los grandes retos a los que se enfrentan las ciudades y la población en general en cuestiones alimentarias y nutricionales. El CEMAS empieza a ser una realidad.

Agenda de actividades  e hitos enmarcados en los objetivos del pacto

Es importante señalar que ya está abierto el plazo de inscripción de la cuarta edición de los Premios al Pacto de Milán. La convocatoria está dirigida a que las ciudades presenten sus prácticas alimentarias relacionadas con las distintas categorías del Pacto de Milán y la fecha límite de presentación es el día 26 de mayo. La selección de los ganadores se llevará a cabo siguiendo los criterios de innovación, impacto, inclusión y adversidad.

Por otra parte, el IV Encuentro Mundial de Alcaldes del Pacto de Milán se celebrará en Montpelier (Francia) en octubre de este año 2019. Por la cercanía es una gran oportunidad para una amplia participación de las ciudades españolas.

Otra de las noticias destacables es que EUROCITIES, en cooperación con la Secretaría del Pacto de Políticas Alimentarias Urbanas de Milán, lanza una serie de seminarios web sobre alimentación urbana a lo largo de 2019. Son un total de 6 que se iniciaron el 20 de marzo.

En los últimos meses se han publicado diversos informes sobre lecciones aprendidas de las ciudades firmantes del Pacto de Milán y materiales de apoyo. Desde la Universidad Politécnica de Madrid y la Fundación Foro Agrario, en estrecha colaboración con la Oficina de la FAO en España se realizó, liderado por León Fernández, el documento: “Políticas Alimentarias Urbanas: Análisis e implementación del Pacto de Milán en España”.

Otro de los informes publicados es: “El rol de las ciudades en la transformación de los sistemas alimentarios: compartiendo las lecciones de las ciudades del Pacto de Milán” ha sido elaborado por FAO, la Secretaría del Pacto de Políticas Alimentarias Urbanas de Milán y «Economía y Sostenibilidad» que recoge un análisis sobre las tendencias y la distribución geográfica de las ciudades del Pacto de Milán y las prácticas que estas han ido compartiendo divididas por categorías de acción.

También se ha creado una propuesta de indicadores para monitorear el progreso del Pacto divididos en función de las líneas de trabajo establecidas por el mismo. Han sido elaborados por MUFPP y FAO y actualmente se encuentra en inglés: «Propuesta de indicadores».

Por último, se ha creado un marco de la FAO para apoyar la Nueva Agenda Urbana en el ámbito alimentario. Enfocado a impulsar la acción de los gobiernos sub-nacionales y locales para asegurar sistemas alimentarios sostenibles y mejorar la nutrición.